Reeducación Pedagógica

La reeducación pedagógica es una intervención específica y personalizada orientada a alumnos, de cualquier edad escolar, que presentan dificultades concretas de aprendizaje, como por ejemplo, dislexia, discalculia, Trastorno Específico del Lenguaje (TEL), Trastorno del Espectro Autista (TEA), necesidades educativas específicas, trastornos por déficit de atención e hiperactividad (TDAH). También es beneficiosa para fomentar el rendimiento (cuando el alumno no presenta dificultades de aprendizaje) e incluso para niños con altas capacidades.

En la reeducación pedagógica además de en la parte educativa también se interviene en factores emocionales y conductuales. Se fomenta la motivación, mejora la autonomía, la autoestima y la percepción de la autoeficacia. Además aumenta y mejora las rutinas, conductas y hábitos que facilitan el estudio y a su vez elimina o disminuye las rutinas que dificultan el correcto desarrollo del mismo, fomentando así el trabajo organizado y autónomo.

La reeducación pedagógica estimula diferentes habilidades cognitivas (atención, memoria, percepción, orientación temporal y visoespacial, lenguaje, razonamiento, metacognición, planificación, flexibilidad cognitiva…). Se basa en fomentar la generación de estrategias y en el desarrollo de recursos propios, a partir de sus potencialidades, que permitan compensar y mejorar las áreas donde el rendimiento es deficitario o mejorable. Conllevará una mejora del rendimiento académico a medio-largo plazo.

La intervención siempre es adaptada e individualizada para cada alumno, ya que cada uno presenta unas características diferentes, tanto a nivel educativo como emocional. Incluyendo además el asesoramiento a padres. El objetivo es mejorar la concienciación de las dificultades específicas y el reconocimiento de los comportamientos asociados a un determinado problema específico, así como el asesoramiento sobre las estrategias y técnicas de manejo de determinados comportamientos implicados en el rendimiento escolar. También engloba la comunicación y asesoramiento al colegio/tutor para realizar un trabajo coordinado y fomentar un conocimiento más profundo del perfil concreto del alumno y de las adaptaciones o recursos que pueden mejorar su desempeño.

La reeducación pedagógica es necesaria para el buen desarrollo del niño/a o adolescente y su correcta adaptación tanto escolar como social. Y así sacar el máximo posible de cada alumno/a, logrando que esto se refleje en su avance académico, en sus calificaciones y en la promoción de curso, además de en su desarrollo personal.

Lo que pretendemos con esta intervención es volver a enseñar aquello que no se ha aprendido bien, que no ha sido asimilado correctamente. Aquellos conocimientos que según la edad cronológica del niño/a o adolescente ya se deberían haber alcanzado y no ha sido así.

Es posible reeducar conductas, emociones, habilidades, posturas, etc. Se trata de que el niño/a o adolescente sea capaz de conseguir una total autonomía en todos los niveles.

Testimonios Reales