Blog

LOS PROGRAMAS DE FORMACIÓN DE PADRES.

por enPedagogía 3 octubre, 2018

La formación de padres es una tentativa formal para incrementar la conciencia educativa de los padres y el uso de las aptitudes para cuidar y educar a sus hijos.

El objetivo de los programas encuadrados en la formación de padres es la mejora de las pautas de la crianza y, por tanto, centran sus esfuerzos en el desarrollo de competencias y habilidades educativas en todas las personas de la comunidad.

Los programas de formación de padres responden a un modelo de intervención psicopedagógica preventivo que coloca el acento en la vertiente educativa de las prácticas de crianza.

En la actualidad, se recogen diversas razones o indicadores de la necesidad de educación para la paternidad que justifican los programas en este campo y que son:

1. El deseo de los padres de desempeñar adecuadamente este rol, especialmente, en épocas de cambios rápidos, en las que tienen que enfrentarse a circunstancias cambiantes.
2. El incremento del trabajo fuera del hogar y la disminución del tiempo que se pasa con los hijos.
3. El incremento de la incidencia del divorcio y los problemas emocionales que conlleva.
4. La alta incidencia del embarazo en la adolescencia.
5. La preocupación por el consumo de drogas por parte de niños y adolescentes y los índices de suicidio en la adolescencia.
6. Las transformaciones que sufren las vidas de las personas al convertirse en padres/madres, dado que constituye un continuo y complejo proceso de adaptación al rol paterno.

La mayoría de los programas persiguen dos objetivos generales, estimular el desarrollo del niño y apoyar a los padres (información, desarrollo de habilidades, confianza..).

Los objetivos de los programas de formación se pueden concretar en:

1. Informar, asesorar y orientar a los padres sobre el desarrollo, el aprendizaje y la socialización del niño.
2. Estimular su participación en el aprendizaje y experiencias escolares del niño.
3. Enseñarles técnicas y aptitudes específicas sobre el aprendizaje infantil y el control del comportamiento.
4. Prevenir problemas en el desarrollo del niño o en las relaciones familiares.
5. Ofrecer asesoramiento y rehabilitación a las familias que presenten problemas en el desarrollo de sus hijos o en las relaciones familiares.
6. Asesorar a los padres de niños de educación especial.
7. Proporcionar apoyos sociales en la comunidad.
8. Estimular y apoyar las iniciativas de interés especial promovidas por los padres.

Dejar un comentario